Gestión del tiempo

Gestión del tiempo

Gestión del tiempo

Desde gestionar el tiempo laboral hasta tu día a día

 

¿Te parece que a los otros les cunde mucho más el tiempo?
¿Crees que tu día no tiene 24 horas?
¿Existen los ladrones de tiempo?

 

No te consideres un bicho raro si te sientes identificada con estas preguntas. Existen diversos contextos en los que  organizarnos el tiempo dependiendo del ámbito en el que nos encontremos…familia, trabajo, ocio. Aunque las estrategias para gestionarlo se suele aplicar más al ámbito laboral, donde estamos, en muchas ocasiones, sometidos a  altos niveles de presión y trabajo.

Si te paras a pensar,  fuera de este ambiente, también sufres  un estrés más que significativo, una alteración de tu humor y a una sensación de  un tiempo no aprovechado o consumido por otras  tareas “de la vida cotidiana”.

Pero  ¿cómo vamos a gestionarte tu tiempo laboral, si ni siquiera sabemos distribuir nuestro día a día? Este artículo pretende ser una reflexión sobre ello y de si realmente empleamos el tiempo en cosas significantes  y prioritarias para ti.

Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.

W. Shakespeare

Algunas veces, nos implicamos en demasiadas tareas al mismo tiempo, y es frecuente que esto se deba a que nos sentimos personalmente responsables de todas las cosas y queremos que todo se haga de manera perfecta. Por supuesto, tener demasiadas cosas que hacer, produce tensión, presión, preocupación y frustración por no conseguir hacerlo todo, y además, hacerlo bien.

Es evidente que de cómo gestionas tu tiempo depende nuestro éxito, tanto en el plano profesional como personal, pero ¿el hacer las tareas en menos tiempo es realmente lo único que nos puede ayudar a gestionarlo mejor? La respuesta claramente es NO.

El objetivo de la gestión del tiempo no es convertir a las personas en robots que realizar una tarea detrás de otra, como si estuviesen programados. La gestión del tiempo pretende que seas capaz de decidir en cada momento lo que quieres hacer, tener el control de lo que tienes pendiente, y sobre todo, aprovechar y disfrutar lo que estás haciendo en cada instante.

Jim Estill ha publicado sus 12 leyes de tiempo para poder gestionarnos mejor:

  1.  Tener metas
    No puedes utilizar su tiempo con eficacia si no sabes que es lo que quieres
  2. Analizar como utilizas tu tiempo
    Siempre te ayuda saber a que te dedicas. ¿Realmente estas haciendo cosas importantes?
  3. Mantener una lista de tareas
    Y mantiene su cabeza vacía;
  4. Priorizar su lista de tareas
    Para enfocar en las tareas más significativas;
  5. Controlar el retrasar actividades
    Elimina distracciones y no demores las tareas urgentes;
  6. Organización
    Una mesa limpia y ambiente ordenado ayuda enfocarte;
  7. Delegar
    A la persona más adecuada para la tarea;
  8. Trucos de eficacia
    Siempre puedes mejorar tu flujo de trabajo;
  9. Saber decir NO
    Utiliza tu lista de prioridades y metas
  10.  Enfocar
    Si trabajas concentrado consigues más;
  11. Mantiene las pilas cargadas
    Meditación, deporte y comida sana incrementan su eficacia
  12. Cuídate
    No siempre puedes estar trabajando. Tu tiempo libre es muy importante para tu trabajo.

Aún guiándonos por estas 12 leyes, ¿seguís teniendo la sensación de que el  tiempo huyera, se acelerara o directamente nos lo robaran? ¿Existen  verdaderamente los ladrones del tiempo?

Estos ‘ladrones’ son factores externos que disminuyen tu productividad, como por ejemplo las llamadas telefónicas, peticiones de terceros, el e-mail, las redes sociales, las reuniones, internet, la televisión, etc. Los ladrones de tiempo realmente roban el tiempo, el recurso más valioso que tienes.

Según Jeroen Sangers , la creencia en los ladrones de tiempo te convierte en una víctima: aunque realmente querías ser eficaz, no lo has conseguido, porque el correo electrónico ha robado tu tiempo. No has podido finalizar el informe, porque las preguntas de tus compañeros han robado tus horas más productivas. Cada día los ladrones de tiempo roban algo de tu tiempo y evitan así que puedas llegar a tu máxima productividad.

¿Realmente es así? ¿Quién está robando tu tiempo? ¿Quién decide qué tiene tu atención? Efectivamente: la única persona que puede robar tu tiempo eres tu, porque solo tú decides a qué quieres dedicar tu tiempo y atención. Los ladrones de tiempo no existen y tu no eres una víctima. Si no has podido finalizar una tarea a la hora, no es porque te han robado tu tiempo; es porque tu has decidido dedicar tu tiempo y atención a otras cosas.

Unos últimos consejos son:

  • La gestión de tu tiempo es la gestión de tu propia vida, has de ser dueño de tu destino.
  • ¡Que no se te escape la vida! Concéntrate al 100% en la tarea que estés realizando.
  • Lo que hacemos con nuestro tiempo es lo que nos hace ser felices, no lo que poseemos o adquirimos. La gente es más importante que las cosas. Cuando se trata de relaciones, pequeñas cosas son grandes cosas.
  • Define tus prioridades. Cuanto más claros estén los pequeños objetivos, mayores son las posibilidades del objetivo principal.
  • No dejes tareas sin empezar o sin terminar. Actuar pensando en la sensación a corto plazo olvidando tareas a largo plazo es no querer ver lo que se avecina. No siempre podemos exigir que el trabajo sea apasionante, divertido y fácil. Recuerda que sin ganas también se alcanzan metas.
  • Compra una agenda. Anota en ella las tareas pendientes por orden de prioridad, y ves tachando conforme vayas haciéndolas.
  • Nunca tendrás tiempo para todo, pero si para lo importante. ¿Te has preguntado cuánto tiempo pierdes en trivialidades?
  • Cómo pensamos determina nuestra actitud hacia una situación. ¡Aprende a pensar distinto!
  • Fija un horario. Ponte un límite de tiempo a cada actividad, y si la tarea es complicada, divídela en tareas sencillas. Prémiate cuando logres cumplir tus objetivos: saliendo con los amigos, yendo al cine…
  • Planificar lo que haces con tu tiempo significa ahorrar tiempo, y te dará mayor control sobre tus actividades.
  • Empezar por asuntos sencillos, de fácil éxito, que creen actitud mental positiva: el éxito lleva al éxito.
  • Delega y aprende a decir “no”… con mucho cuidado y explicando siempre por qué no podemos hacer algo.
  • Aprender vocabulario para decir que se acaba el tiempo: “sólo dispongo de…”, “tengo que hacer tal cosa a las…”, etc.
  • Crea un ambiente sin distracciones.“¿Sabes el tiempo que invierten las personas desordenadas en aclararse en su caos diario?
  • No quieras ser perfecto. Permítete errar y aprende del error. La perfección no existe y además, genera inseguridad y frustración.
  • Recuerda que tú eres la persona más importante, date tiempo para consentirte y renovar energías.
  • Y ante todo, disfruta del caos… en la medida en que sea posible con sentido del humor.

 

gestión del tiempo

 

Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches.

Benjamín Franklin

Sólo le falta tiempo a quien no sabe aprovecharlo.

G.M. Jovellanos

  

Andrea González, psicóloga Ampsico

 

 

 

 

Carta de una terapeuta a una participante de un taller

Carta de una terapeuta a una participante de un taller

GRACIAS

Carta de una terapeuta a una participante de un taller

 

A ti, que cuando entraste por esa puerta el primer día pusiste toda tu confianza en nosotras, en personas desconocidas. A lo mejor no lo sabes, o sí, pero estábamos igual o más nerviosas que tú.

A ti, que has hecho realidad un trabajo que llevamos tiempo creando con ilusión y corazón. Pero si no hay receptoras tan implicadas como tú, nada de esto tendría sentido.

A ti, que cuando te proponemos una dinámica, por muy disparatada que sea, te pones en marcha como si te fuera la vida en ello y te transformas en lo que te pedimos. ¡Viva la improvisación y viva la motivación!

A ti, que semana tras semanas sigues viniendo dejando, aunque sea por unas horas, tus quehaceres y asuntos importantes del día a día. Cada una tenemos una historia y un presente, pero juntas le damos al pause del tiempo y nos metemos en este espacio que hemos creado paralelo al mundo. Nuestro mundo. Será algo temporal en el tiempo, pero con eterno aprendizaje para el corazón. O al menos eso queremos, para eso trabajamos.

A ti, que cuando terminamos una de nuestras sesiones, casi siempre con el reloj avisando de que nos estamos excediendo, de repente caes que han pasado más de dos horas reales. Cuando para ti tan solo ha sido un rato. Ese feedback tan sincero es para nosotros grandioso.

A ti, que te atreves a contarnos tus historias, tus miedos, tus preocupaciones y cualquier otro asunto que te ronda por la cabeza. Eres muy valiente al relatarlo en voz alta y permitir que el resto te escuchemos. Esa exposición no es fácil.

A ti, que pieza a pieza construyes el puzzle de tu vida, el puzzle de tu autoestima. Descubriendo que eres la principal protagonista de la película y adquiriendo una sensación de control sobre ti. Ese es el mayor premio. Ese es el verdadero aprendizaje. Enhorabuena. ERES ÚNICA, créetelo.

A ti, que permites que tu risa, llanto, frustración o cualquier otro acontecimiento que te abruma, fluya. Le das espacio. Lo muestras. Sin censura. A nosotras nos llena el alma. La realidad de las situaciones y la espontaneidad de las personas como tú es lo que nos hace crecer. Una y mil veces gracias.

A ti, que has venido para cambiarnos. Has venido para quedarte en nuestro corazón.

 

Gracias por todo, gracias por tanto.

 

¿Sabes educar sin castigos?

¿Sabes educar sin castigos?

Quizá la manera de educar tradicional, y el castigo convencional como “te quedas sin jugar con la tablet, sin ver la tele o sin salir…” no tiene casi ningún efecto en tus hij@s. Pero, ¿entiendes por qué los castigos no funcionan?, ¿por qué tus hij@s te reclaman con frecuencia? o ¿por qué castigamos de manera impulsiva?. En este post te voy a explicar de qué se trata todo esto…

Normalmente, los padres y las madres usan los castigos porque se piensan que se hace para que l@s niñ@s aprendan la lección y por su bien, y que funcionan porque no se salen con la suya, pero….a menudo seguro que te has dado cuenta que los castigos te funcionan solo durante un período de tiempo, o que en muchas ocasiones castigamos por el mismo comportamiento y sigue sucediendo una y otra vez…..y además serás consciente de que a menudo los usas para descargar y calmar tu ira y frustración… así que, todo esto nos lleva a pensar que probablemente existan otros métodos que funcionen mejor que este para la crianza de l@s peques…

 

¿De dónde hemos obtenido la loca idea de que para que los niños se porten mejor, primero hay que hacerlos sentir mal?” Jane Nelsen.

 

Voy a empezar por explicarte qué es lo que conseguimos con el castigo.

 

¿CUÁLES SERÍAN LAS CONSECUENCIAS DE LOS #CASTIGOS?

  • La poca relación entre su comportamiento y la consecuencia o castigo de este, (por ejemplo, poco tiene que ver el castigo de quedarse sin ir a futbol con no recoger la mesa), hace que l@s niñ@s obedezcan por miedo al castigo, no por comprensión. Todo esto genera resentimiento, retraimiento, rebeldía y revancha.

consecuencias del castigo. Educar sin castigos

¡¡¡POR ESTA RAZÓN EL CASTIGO SOLO FUNCIONA AL PRINCIPIO, DESPUÉS CONSEGUIMOS COMPORTAMIENTOS TOTALMENTE CONTRADICTORIOS!!!

 

 

 

  • No fomentan la pertenencia.
  • No son respetuosos porque solo buscan expresar autoridad personal del adulto a través de hacer “pagar” a l@s niñ@s por lo que han hecho.
  • Falta de comunicación, los límites se ponen en el momento en el que surge el problema y l@s niñ@s no entienden el por qué y no saben por qué es importante.
  • Dependencia del otro, si el adulto no está no son conscientes de sus responsabilidades.

 

Por esto, te muestro una manera distinta de educar donde no se tiene en cuenta el castigo…y con la que nos niños aprenden a “valerse por sí mismos”. Y esta nueva forma de educar , es la Disciplina Positiva.

 

¿QUÉ ES LA #DISCIPLINAPOSITIVA?

La Disciplina Positiva está basada en las filosofías de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. Ambos psiquiatras comprendieron la importancia de mantener la dignidad y el respeto entre todas las personas, incluidos los niños. La Disciplina Positiva utiliza métodos no punitivos para alentar y empoderar a los niños y a los adultos, para desarrollar importantes habilidades sociales y de vida.

Los 5 criterios de la disciplina positiva son:

  1. Conexión: Consiste en ayudar a los niños a sentirse pertenecientes e importantes.
  2. #Amabilidad y #firmeza: Ser respetuosa y amables a la vez.
  3. Es efectiva a largo plazo: Como he dicho anteriormente, el castigo es efectivo a corto plazo, pero tiene resultados negativos a largo plazo (el castigo les hace más dependientes).
  4. Habilidades: Enseña habilidades sociales y de la vida.
  5. Invita a los niños y niñas a descubrir sus #capacidades: Estimula el uso constructivo del poder personal y de la autonomía.

La disciplina es el verdadero “secreto” del #éxito. Si alguna vez hubo un verdadero ingrediente mágico para alcanzar el éxito, sería la autodisciplina. Andrew Carnegie uno de los hombres más ricos de su época encargó a un hombre llamado Napoleon Hill que buscara a las personas más ricas y exitosas de todo Estados Unidos en los primeros días del siglo XX.

¿Puedes adivinar cuál fue el denominador común en el largo estudio que hizo Napoleón Hill sobre lo que conducía al éxito?

Si dijiste disciplina, estas en lo cierto. Napoleon Hill concluyó que la autodisciplina es realmente el punto de partida de todos los grandes logros. Además de tal descubrimiento, la autodisciplina ha sido referenciada una y otra vez por aquellos que han logrado mucho y los que han logrado el éxito.

¿Y CÓMO SE EDUCA DESDE LA DISCIPLINA POSITVA SIN CASTIGOS?

Os muestro un mini resumen con varios puntos que recogen como se trabaja desde la disciplina positiva:

Empoderamos a l@s niñ@s. Se ayuda a los más peques a sentirse capaces, pero para ello no les realizaremos todo aquello que les resulte difícil, tan solo seremos guías si ellos lo necesitan, (“te he visto recoger tus juguetes antes, sé que lo puedes hacer”).

– Utilizamos preguntas de curiosidad y con ello, les damos la oportunidad de pensar por ellos mismos, (¿qué tienes que hacer con tus juguetes cuando has terminado de jugar con ellos?”).

– Empleamos opciones limitadas, como ya sabemos en muchísimas ocasiones las órdenes no funcionan, nos revelamos antes estas y l@s niñ@s también , porque preferimos decidir por nosotr@s mism@s, así que a la hora de repartir tareas en el hogar por ejemplo, es mejor dar opciones que ordenar, ( ¿prefieres poner la mesa o dar de comer al perro?).

– Realizamos una resolución conjunta de problemas, teniendo en cuanta el punto de vista de todos y así cada uno se sentirá comprendido en la posible solución; y además les enseñaremos a ser autónomos en cuanto a la resolución de conflictos, (“¿y cómo lo podemos solucionar?”) y empáticos con los demás.

– Y por último pero importante, mencionar que hay que ser amable pero también firmes, la una sin la otra no funciona y puede ser peligroso psicológicamente. El exceso de amabilidad puede causar libertinaje e inseguridad, y por el contrario el exceso de firmeza puede causar dependencia y una excesiva auto exigencia.

El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron”. Jean Piaget

 

LA CONCLUSIÓN A LA QUE LLEGO CON LA DISCIPLINA POSITIVA, ES QUE L@S NIÑ@S ACTUARÁN MEJOR CUANDO SE SIENTAN BIEN, TENIENDO UNA COORDINACIÓN ENTRE LO RACIONAL Y LO EMOCIONAL, YA QUE HAN APRENDIDO A CONOCERSE A SÍ MISMOS!!

 

ESTE MODO DE EDUCAR PUEDE SER UNA GRAN ALTERNATIVA AL CASTIGO…Y ESTO ¡¡¡SÍ QUE FUNCIONA!!!

ESTA MANERA DE EDUCAR, CREA FUTUROS ADULTOS AUTÓNOMOS, CREATIVOS, RESPONSABLES, EXITOSOS Y ¡¡FELICES!!

Si quieres saber más sobre la disciplina positiva y educar sin castigos, ponte en contacto con Essential Centros de Bienestar (Mora, Toledo y Madrid). ¡SUS PORFESIONALES SON ESPECIALISTAS EN DISICIPLINA POSITIVA!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies