S.O.S. mi hijo/a tiene el pavo

S.O.S. mi hijo/a tiene el pavo

S.O.S. mi hijo/a tiene el pavo

Claves para la revolución en la adolescencia

 

Aunque la adolescencia es un periodo de cambios, rebeldias y disputas continuas, hay que intentar vivirlo como una experiencia positiva, por muy extraño que te parezca. Es un momento de aprendizaje y la familia debe ser partícipe de ese proceso y dar su apoyo.

Tenemos que tener claro que nuestro hijo va a pasar por esta fase, y es mejor que sepamos a qué atenernos. “Es una etapa de mucha crisis y los padres no saben manejarse en las situaciones nuevas que presenta”.

Sin darnos cuenta educamos en el miedo, anticipamos los problemas de la adolescencia antes incluso de que ocurran. Y del miedo pasamos a la sobreprotección, que deja a los adolescentes sin capacidad de autodisciplina, control de impulsos y tolerancia a la frustración”

¿Es malo? No, sin conflicto no hay convivencia, pero hay que saber manejarlo. A los padres les cuesta mucho mentalizarse de que a partir de ahora tienen que negociar, es decir, ceder unas cosas para conseguir un objetivo común con el adolescente”. ¿Y por que en esta etapa nos cuesta entender esto? …Porque el adolescente ya no depende de nosotros para muchas cosas, es un sujeto distinto que tiene ideas propias.

“Es verdad que los adolescentes viven una etapa difícil en la que deben tomar decisiones clave. Pero esta experiencia de estrés vital, de desorientación, lo que puede dañar es mucho más importante: su autoestima. Cuando los jóvenes llegan con sensación de fracaso es porque han asumido el miedo a no ser nada en la vida. Debemos eliminar esta presión y fomentar su seguridad”.

 

Ángel Peralbo. Licenciado en Psicología y postgrado en Psicología Clínica del Niño y del Adolescente.

 

 

A continuación enunciamos 6 prácticas que SÍ funcionan con las y los adolescentes.

 

Hablar, hablar y hablar. Aunque a veces creamos que no se lo merezcan y estemos dolidos o decepcionados por su comportamiento, no rompamos la comunicación con los hijos e hijas adolescentes, porque también tienen “derecho” a equivocarse. La educación se realiza hablando y si perdemos la comunicación, perdemos la capacidad de educar.

          Algunas pautas para preparar el diálogo son:

  • Buscar el momento y el lugar oportuno para hablar.
  • Esperar a que todos estén en condiciones de hacerlo.
  • Utilizar formas y tonos adecuados.
  • Concretar al máximo los acuerdos.
  • Si no se cumplen, pedir explicaciones también de manera adecuada.

Elogiar, halagar. Pocas cosas recibimos mejor de los demás que el reconocimiento por lo que hemos hecho, por nuestras capacidades, por
nuestros esfuerzos, por nuestros comportamientos,… Solamente desde la percepción de cosas buenas en nuestros hijos e hijas podremos solicitarles que se esfuercen en cambiar otros aspectos menos agradables.

Hagámosles que se sientan “importantes”, queridos. Podemos llamarles la atención, reconducirles, recriminarles determinados comportamientos, solo si son conscientes de que nos importan. Recordemos que el castigo solo funciona
si el que lo pone también importa.

Démosles la responsabilidad sobre su vida. “Responsabilidad” que en muchas ocasiones será “tutelada”. Cuando los y las adolescentes sienten que son responsables de sus actos, suelen funcionar mejor que cuando sienten que están siendo excesivamente controlados. Quieren demostrar que son capaces de hacer las cosas bien.

Eduquemos en valores. Puede sonar a antiguo pero muchos de los comportamientos que les pedimos están íntimamente ligados con valores como la responsabilidad, el respeto, la solidaridad, el esfuerzo.

Vigilemos el Tiempo Libre. Puesto que la Adolescencia es una etapa caracterizada por la acción, facilitemos que participe en diferentes grupos (culturales, deportivos, de Tiempo Libre…), organizados y positivos.

 

 

Lo que No funciona con las y los adolescentes es lo siguiente:

 

Entrar en discusiones, amenazas, enfado, lo que supondrá un empobrecimiento de las relaciones familiares. Esto conlleva:

• No utilizar malas formas o modos
• No dirigirnos a ellos y ellas con tonos fuertes.
• No utilizar el castigo de forma muy frecuente.
• No discutir en el momento del enfado
• No culpabilizar siempre al otro de los errores
• No sacar siempre lo negativo del otro, sin decirle que también hace cosas bien.

Los regalos, los premios “bajo promesa” de cambio. Obtienen buenas palabras, crean ilusión en los padres y madres pero, apenas, ninguna modificación en el/la adolescente. Si transmitimos la idea de que cuando quiera conseguir algo, no tiene más que hacer algo mal, así como a “poner precio” a todas sus obligaciones, convertiremos nuestra casa en un mercado.

“Flojear”, ser excesivamente comprensivos con conductas graves. No todo es negociable, y no todas las conductas se pueden relativizar.

Asumir sus responsabilidades como por ejemplo “llevarle al colegio”, “estudiar por él/ella (con él/ella)”. Llega un momento en que el/la adolescente tiene que aprender a llevar sus obligaciones y responsabilidades a cabo, y no las hará mientras estemos asumiéndolas nosotros.

 

En todo caso, si la situación familiar es muy complicada y entre todos no pueden lograr soluciones es un buen momento para buscar ayuda profesional.

 

 

 

 

Andrea González, psicóloga Ampsico

Neurodidáctica: la llave de un aprendizaje más eficaz

Neurodidáctica: la llave de un aprendizaje más eficaz

Si tuvieras que remontarte a tu etapa de estudiante y pensar en una clase de geografía, por ejemplo, ¿qué imagen viene a tu mente? Casi con seguridad, estarás visualizando a tu profesor delante de la pizarra o en su mesa hablando durante toda la clase sobre el tema. Tus compañeros estarán sentados en sus sillas mirándole o tomando apuntes; con suerte contará alguna anécdota curiosa o dejará caer pistas de cara al examen, en el que para aprobar tendrás que ser capaz de recordar fechas, personajes relevantes, etc. Sin embargo, ¿es este el método de aprendizaje más afectivo? La respuesta parece ser negativa. Y es que en los últimos años, han surgido nuevas disciplinas educativas entre las que la neurodidáctica va en cabeza.

 

¿Qué es la neurodidáctica?

 

La neurodidáctica es la disciplina que estudia la optimización del proceso de enseñanza a partir del desarrollo del cerebro y la utilización de todo su potencial. El mayor descubrimiento que ha hecho la neurodidáctica a la pedagogía es el hecho de que para aprender, es necesario que el cerebro “se emocione”. Esto se consigue al motivar al estudiante y captar toda su atención en una tarea. En este fragmento de la película “School of Rock” se puede apreciar, de forma clara cuál es este “efecto” que la neurodidáctica busca provocar en lxs alumnxs de esta clase de música.

 

 

¿Cuáles son los fundamentos de la escuela neurodidáctica?

 

  • Comunicación bidireccional y multisensorial. El/la profe ya no se dedica a exponer toda la información. Proporciona el material utilizando varios canales sensoriales: vídeos, foros, etc. Anima a lxs alumnxs a que sean ellxs quienes los busquen, guiando el proceso y aclarando los contenidos conjuntamente.niños estudiando ordenador

 

  • La distribución del aula, juega un papel fundamental. Puesto que somos seres sociales, aprendemos por observación e imitación. Las mesas se moverán en función de la tarea, colocándose en forma de semicírculo para las explicaciones y en grupos de cuatro para el trabajo cooperativo, es decir, el aprendizaje en equipo.alumnos aprendizaje cooperativo

 

  • Uso de memorias significativas. Las emociones positivas tienen efectos beneficiosos sobre el aprendizaje, mejorando la atención, la memoria o la resolución creativa de problemas. Esta activación favorecerá el paso de contenidos a la memoria a largo plazo.

 

  • Estructuración de las actividades en el aula de modo que se favorezca la interacción social.

 

  • La forma de evaluar si la información ha sido interiorizada es comprobar si lxs alumnxs son capaces de explicar o aplicar esa información a distintas situaciones. Es necesario fijar objetivos individuales y grupales. Los propios alumnos analizan si se han alcanzado los objetivos propuestos conociendo las aportaciones de cada uno y modificando aquellas que lo necesiten. También el fomento de la autoevaluación, es una medida importante. A través de cuestionarios o encuestas, lxs alumnxs reflexionan y después comparten estás reflexiones con el resto de sus compañerxs.

 

“Cuéntamelo y lo olvidaré. Enséñamelo y quizás lo recordaré. Hazme partícipe y lo aprenderé.”

Benjamin Franklin.

 

 

Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

 

¿Cómo ayudar a mi hijx con TDAH?

¿Cómo ayudar a mi hijx con TDAH?

“No para quietx ni un minuto”, “Es desobediente y por más que se lo digo no hace caso”, “En clase molesta a lxs compañerxs”… Estas son algunas de las frases más frecuentes entre los padres y madres de niñxs que tienen TDAH, pero ¿en qué consiste realmente este trastorno?

El TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad) es uno de los trastornos infantiles más frecuentes. Afecta mayoritariamente a niñxs en edad escolar, principalmente en educación infantil y primaria. Sus características principales son:

  • Una actividad excesiva o inadecuada que no está relacionada con la tarea que se está realizando. Normalmente esta actividad es vivida como molesta o intrusiva por parte de lxs demás
  • Incapacidad para atender cualquier tarea durante un tiempo determinado.
  • Dificultades en el control o inhibición de impulsos en situaciones sociales o en tareas cognitivas, que puede ir acompañada de una valoración negativa de sí mismx.
  • Problemas las relaciones sociales, tanto con sus iguales como con los adultos, llegando a generar en ocasiones rechazo.
  • Dificultades en el rendimiento escolar, impidiéndole avanzar adecuadamente en su aprendizaje.

 

Uno de los ámbitos de mayor afectación del TDAH es el entorno escolar, siendo el principal protagonista el bajo rendimiento académico. ¿Por qué se ve afectado el aprendizaje en este trastorno?

 

dificultades en el cole de un niño con TDAH

 

¿Cómo puedo ayudar a mi hijx a superar las dificultades en los estudios?

  • Ayúdale a elaborar un horario en el que se planifique las tareas que va a realizar cada día, incluyendo descansos entre una y otra.
  • Es importante que diariamente se trabajen en casa los contenidos aprendidos en clase, dedicando el tiempo necesario para su comprensión.
  • Puesto que la falta de concentración es su principal caballo de batalla, el lugar de estudio debe estar libre de distracciones, evitando televisión, música, objetos en la mesa que no sean necesarios para la tarea, etc.
  • Evita darle más de una instrucción a la vez, ya que es posible que sólo tenga capacidad para atender a la primera de ellas. Una vez conseguida una tarea, podemos pedirle la siguiente y así sucesivamente.
  • No olvides reforzar de forma muy positiva  cada uno de los logros conseguidos. Eso hará que aumente su motivación y su autoestima.
  • Recuerda que el cariño y la paciencia van a ser uno de tus mejores aliados en esta carrera de fondo. Tu hijx no se comporta de la manera en la que lo hace por aburrimiento o por pasotismo; simplemente su cerebro tiene una forma diferente de procesar la información.

 

Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

¿Sabes educar sin castigos?

¿Sabes educar sin castigos?

Quizá la manera de educar tradicional, y el castigo convencional como “te quedas sin jugar con la tablet, sin ver la tele o sin salir…” no tiene casi ningún efecto en tus hij@s. Pero, ¿entiendes por qué los castigos no funcionan?, ¿por qué tus hij@s te reclaman con frecuencia? o ¿por qué castigamos de manera impulsiva?. En este post te voy a explicar de qué se trata todo esto…

Normalmente, los padres y las madres usan los castigos porque se piensan que se hace para que l@s niñ@s aprendan la lección y por su bien, y que funcionan porque no se salen con la suya, pero….a menudo seguro que te has dado cuenta que los castigos te funcionan solo durante un período de tiempo, o que en muchas ocasiones castigamos por el mismo comportamiento y sigue sucediendo una y otra vez…..y además serás consciente de que a menudo los usas para descargar y calmar tu ira y frustración… así que, todo esto nos lleva a pensar que probablemente existan otros métodos que funcionen mejor que este para la crianza de l@s peques…

 

¿De dónde hemos obtenido la loca idea de que para que los niños se porten mejor, primero hay que hacerlos sentir mal?” Jane Nelsen.

 

Voy a empezar por explicarte qué es lo que conseguimos con el castigo.

 

¿CUÁLES SERÍAN LAS CONSECUENCIAS DE LOS #CASTIGOS?

  • La poca relación entre su comportamiento y la consecuencia o castigo de este, (por ejemplo, poco tiene que ver el castigo de quedarse sin ir a futbol con no recoger la mesa), hace que l@s niñ@s obedezcan por miedo al castigo, no por comprensión. Todo esto genera resentimiento, retraimiento, rebeldía y revancha.

consecuencias del castigo. Educar sin castigos

¡¡¡POR ESTA RAZÓN EL CASTIGO SOLO FUNCIONA AL PRINCIPIO, DESPUÉS CONSEGUIMOS COMPORTAMIENTOS TOTALMENTE CONTRADICTORIOS!!!

 

 

 

  • No fomentan la pertenencia.
  • No son respetuosos porque solo buscan expresar autoridad personal del adulto a través de hacer “pagar” a l@s niñ@s por lo que han hecho.
  • Falta de comunicación, los límites se ponen en el momento en el que surge el problema y l@s niñ@s no entienden el por qué y no saben por qué es importante.
  • Dependencia del otro, si el adulto no está no son conscientes de sus responsabilidades.

 

Por esto, te muestro una manera distinta de educar donde no se tiene en cuenta el castigo…y con la que nos niños aprenden a “valerse por sí mismos”. Y esta nueva forma de educar , es la Disciplina Positiva.

 

¿QUÉ ES LA #DISCIPLINAPOSITIVA?

La Disciplina Positiva está basada en las filosofías de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs. Ambos psiquiatras comprendieron la importancia de mantener la dignidad y el respeto entre todas las personas, incluidos los niños. La Disciplina Positiva utiliza métodos no punitivos para alentar y empoderar a los niños y a los adultos, para desarrollar importantes habilidades sociales y de vida.

Los 5 criterios de la disciplina positiva son:

  1. Conexión: Consiste en ayudar a los niños a sentirse pertenecientes e importantes.
  2. #Amabilidad y #firmeza: Ser respetuosa y amables a la vez.
  3. Es efectiva a largo plazo: Como he dicho anteriormente, el castigo es efectivo a corto plazo, pero tiene resultados negativos a largo plazo (el castigo les hace más dependientes).
  4. Habilidades: Enseña habilidades sociales y de la vida.
  5. Invita a los niños y niñas a descubrir sus #capacidades: Estimula el uso constructivo del poder personal y de la autonomía.

La disciplina es el verdadero “secreto” del #éxito. Si alguna vez hubo un verdadero ingrediente mágico para alcanzar el éxito, sería la autodisciplina. Andrew Carnegie uno de los hombres más ricos de su época encargó a un hombre llamado Napoleon Hill que buscara a las personas más ricas y exitosas de todo Estados Unidos en los primeros días del siglo XX.

¿Puedes adivinar cuál fue el denominador común en el largo estudio que hizo Napoleón Hill sobre lo que conducía al éxito?

Si dijiste disciplina, estas en lo cierto. Napoleon Hill concluyó que la autodisciplina es realmente el punto de partida de todos los grandes logros. Además de tal descubrimiento, la autodisciplina ha sido referenciada una y otra vez por aquellos que han logrado mucho y los que han logrado el éxito.

¿Y CÓMO SE EDUCA DESDE LA DISCIPLINA POSITVA SIN CASTIGOS?

Os muestro un mini resumen con varios puntos que recogen como se trabaja desde la disciplina positiva:

Empoderamos a l@s niñ@s. Se ayuda a los más peques a sentirse capaces, pero para ello no les realizaremos todo aquello que les resulte difícil, tan solo seremos guías si ellos lo necesitan, (“te he visto recoger tus juguetes antes, sé que lo puedes hacer”).

– Utilizamos preguntas de curiosidad y con ello, les damos la oportunidad de pensar por ellos mismos, (¿qué tienes que hacer con tus juguetes cuando has terminado de jugar con ellos?”).

– Empleamos opciones limitadas, como ya sabemos en muchísimas ocasiones las órdenes no funcionan, nos revelamos antes estas y l@s niñ@s también , porque preferimos decidir por nosotr@s mism@s, así que a la hora de repartir tareas en el hogar por ejemplo, es mejor dar opciones que ordenar, ( ¿prefieres poner la mesa o dar de comer al perro?).

– Realizamos una resolución conjunta de problemas, teniendo en cuanta el punto de vista de todos y así cada uno se sentirá comprendido en la posible solución; y además les enseñaremos a ser autónomos en cuanto a la resolución de conflictos, (“¿y cómo lo podemos solucionar?”) y empáticos con los demás.

– Y por último pero importante, mencionar que hay que ser amable pero también firmes, la una sin la otra no funciona y puede ser peligroso psicológicamente. El exceso de amabilidad puede causar libertinaje e inseguridad, y por el contrario el exceso de firmeza puede causar dependencia y una excesiva auto exigencia.

El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron”. Jean Piaget

 

LA CONCLUSIÓN A LA QUE LLEGO CON LA DISCIPLINA POSITIVA, ES QUE L@S NIÑ@S ACTUARÁN MEJOR CUANDO SE SIENTAN BIEN, TENIENDO UNA COORDINACIÓN ENTRE LO RACIONAL Y LO EMOCIONAL, YA QUE HAN APRENDIDO A CONOCERSE A SÍ MISMOS!!

 

ESTE MODO DE EDUCAR PUEDE SER UNA GRAN ALTERNATIVA AL CASTIGO…Y ESTO ¡¡¡SÍ QUE FUNCIONA!!!

ESTA MANERA DE EDUCAR, CREA FUTUROS ADULTOS AUTÓNOMOS, CREATIVOS, RESPONSABLES, EXITOSOS Y ¡¡FELICES!!

Si quieres saber más sobre la disciplina positiva y educar sin castigos, ponte en contacto con Essential Centros de Bienestar (Mora, Toledo y Madrid). ¡SUS PORFESIONALES SON ESPECIALISTAS EN DISICIPLINA POSITIVA!


De la cuna a la cama

De la cuna a la cama

El verano suele ser la época del año en la que disponemos de más tiempo libre, y por tanto un buen momento para llevar a cabo algunos cambios en los más pequeños que a veces pueden resultar complicados y requieren paciencia: desprenderse del inseparable chupete, dejar de utilizar pañal o el cambio de la cuna a la cama, por ejemplo. Hoy vamos a centrarnos en este último.

 

Si estás planteándote iniciar este cambio, seguramente te habrán asaltado los temibles “Y SI”: ¿Y si no está preparadx para  inicar este proceso? ¿Y si lo hago mal y le acostumbro a otra cosa? ¿Y si se niega a dormir solx?¿Y si…?

cambio de la cuna a la cama. niño cuna

No hay una edad concreta para iniciar el paso de dormir en la cuna a hacerlo en su propio cama, aunque sería recomendable no superar los 18-36 meses. A veces será el propio niño el que demande el cambio. Incluso pude haber señales que nos “empujen” a ello, como que el espacio en la cuna ya sea muy reducido y nuetrx hijx se mueva con dificultad o que le resulte demasiado fácil escalar y salir de ella.

 

¿Cómo podemos ayudarles a adquirir el hábito de dormir solxs?

cambio de la cuna a la cama. 1

Crea el ambiente o la señal que indique que ha llegado la hora de dormir: un cuento, una canción, un beso de buenas noches… intenta que no realice una actividad intensa al menos 30 minutos antes de dormir. Evita también asociar la luz del sol con la hora de dormir, ya que no siempre coincidirá.

 

cambio de la cuna a la cama. 2

Establecer una rutina es fundamental. Es posible que al principio, al no estar establecido el hábito, se produzcan llantos o se levante de la cama. Si permanece en la cama, le calmaremos ahí, explicándole que ese es el sitio donde debe dormir y espaciaremos de forma progresivai se levanta de la cama, volveremos a llevarle allí de nuevo para calmarle para que entienda que ese el el lugar para dormir.

cambio de la cuna la cama. 3

Haz que sea un “momento especial”, un momento en el que se sienta único y le apetezca repetir cada día.

 

cambio de la cuna a la cama. 4

Asegúrate de que antes de ir a la cama ha bebido agua, ido al baño, etc. Así evitarñas que peuda utilizarlo para llamar tu atención.

 

cambio de la cuna a la cama. 5

No olvides reforzar siempre los logros conseguidos, por pequeños que sean.

 

 

La repetición y la constancia serán tus grandes aliados ¡NO TE RINDAS!

 

Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies