El verano suele ser la época del año en la que disponemos de más tiempo libre, y por tanto un buen momento para llevar a cabo algunos cambios en los más pequeños que a veces pueden resultar complicados y requieren paciencia: desprenderse del inseparable chupete, dejar de utilizar pañal o el cambio de la cuna a la cama, por ejemplo. Hoy vamos a centrarnos en este último.

 

Si estás planteándote iniciar este cambio, seguramente te habrán asaltado los temibles “Y SI”: ¿Y si no está preparadx para  inicar este proceso? ¿Y si lo hago mal y le acostumbro a otra cosa? ¿Y si se niega a dormir solx?¿Y si…?

cambio de la cuna a la cama. niño cuna

No hay una edad concreta para iniciar el paso de dormir en la cuna a hacerlo en su propio cama, aunque sería recomendable no superar los 18-36 meses. A veces será el propio niño el que demande el cambio. Incluso pude haber señales que nos “empujen” a ello, como que el espacio en la cuna ya sea muy reducido y nuetrx hijx se mueva con dificultad o que le resulte demasiado fácil escalar y salir de ella.

 

¿Cómo podemos ayudarles a adquirir el hábito de dormir solxs?

cambio de la cuna a la cama. 1

Crea el ambiente o la señal que indique que ha llegado la hora de dormir: un cuento, una canción, un beso de buenas noches… intenta que no realice una actividad intensa al menos 30 minutos antes de dormir. Evita también asociar la luz del sol con la hora de dormir, ya que no siempre coincidirá.

 

cambio de la cuna a la cama. 2

Establecer una rutina es fundamental. Es posible que al principio, al no estar establecido el hábito, se produzcan llantos o se levante de la cama. Si permanece en la cama, le calmaremos ahí, explicándole que ese es el sitio donde debe dormir y espaciaremos de forma progresivai se levanta de la cama, volveremos a llevarle allí de nuevo para calmarle para que entienda que ese el el lugar para dormir.

cambio de la cuna la cama. 3

Haz que sea un “momento especial”, un momento en el que se sienta único y le apetezca repetir cada día.

 

cambio de la cuna a la cama. 4

Asegúrate de que antes de ir a la cama ha bebido agua, ido al baño, etc. Así evitarñas que peuda utilizarlo para llamar tu atención.

 

cambio de la cuna a la cama. 5

No olvides reforzar siempre los logros conseguidos, por pequeños que sean.

 

 

La repetición y la constancia serán tus grandes aliados ¡NO TE RINDAS!

 

Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

 

Te puede interesar:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro
e-mail

 

Tenemos talleres, publicaciones interesantes, descargables...
¡Y muchas NOVEDADES!

Gracias por formar parte de este proyecto. Recibirás cada mes un email con información de talleres, publicaciones y demás para que no te pierdas nada. Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotras.

Compartir es de sabios

WhatsApp chat