Papeles secundarios en TDAH

Papeles secundarios en TDAH

Papeles secundarios en TDAH

Por eso, tú, que eres actor secundario en esta historia, apréndete tu papel, porque parte de la solución depende de tu actitud frente al TDAH.

En toda película que se precie hay un reparto de papeles que otorgan a cada personaje un espacio u otro en la trama. El protagonista es bien conocido, pues acapara la atención de las cámaras y la acción gira en torno a él o ella. A su lado, directa o indirectamente, camina otro rol fundamental en el reparto. El secundario. Su posición, siempre detrás, no le resta importancia e incluso en ocasiones se convierte en esencial para la vida del protagonista. Da la vuelta a la situación en el momento clave, apoya y ayuda cuando a nuestro principal le salen las cosas mal, intenta sentarse a su lado y hacerle entender cosas difíciles que sin paciencia y un poco de cariño nuestro protagonista no entendería jamás, y un largo etcétera. Y esto ocurre en el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH.

las vidas de marioEste es el argumento de la campaña publicitaria “Las vidas de Mario”, un cortometraje que nos reproduce la importancia que juegan los padres, profesores y las personas que están alrededor de los niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. Los papeles secundarios. Nos da la posibilidad de comprobar, yendo a un escenario u otro, la repercusión que tendría en la vida de estos chicos con TDAH la presencia o ausencia del apoyo y comprensión de los entornos más cercanos. Esta campaña de concienciación social apuesta por la implicación de los papeles secundarios en la vida de estos niños y niñas, señalando que, sobre todo en la edad infantil, esta acción es decisiva. Y no solo en el contexto escolar, si no también en el familiar, social e incluso, de profesionales como psicólogos.

Tu comprensión, apoyo y ayuda, son los elementos más importantes que los niños con TDAH necesitan para construirse como personas. Para enfrentarse a la falta de autoestima, al estigma, al rechazo por parte de otros niños, a las malas notas, a las constantes broncas y castigos, a los es que no te esfuerzas y podrías hacer mucho más y a los fatídicos no vas a llegar a nada en la vida, etc.

Tú, que eres actor secundario en esta historia, apréndete tu papel, porque parte de la solución depende de tu actitud frente al TDAH.

Julia Romero Bernal, psicóloga en Ampsico

 

 

 

.Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies