Cómo ser más positivo sin morir en el intento

Cómo ser más positivo sin morir en el intento

Cómo ser más positivo sin morir en el intento

Todos y cada uno de nosotros, en algún momento de nuestra vida, tenemos algún que otro problema que nos genera cierto malestar para llegar a resolverlo. En ocasiones esta situación nos provoca cierta incertidumbre e incluso depresión y además hace que creamos que no vamos a ser capaces de resolverlo…

Cuando lo comentamos con algún amigo o familiar, suele ser una respuesta habitual la de “bueno… sé más positivo…”. Es muy fácil decirlo, pero en ocasiones difícil llegar a hacerlo, diría yo…

Pues para dar respuesta a estas sugerencias de nuestros seres queridos, aquí os indicamos algunas propuestas para serlo de modo más productivo y llegar a mirar las cosas desde un punto de vista más positivo:

  1. No te centres en el problema y céntrate más en la solución. Proponte objetivos a alcanzar y plantéalos de forma sencilla y por pasos, para poder legar a ilusionarte el poder iniciarlos. Cuando propongas los pasos de este proyecto, plantea ideas diversas para poder resolverlo o por lo menos llegar a acercarte a ello.
  2. Haz las cosas con confianza. Aunque creas que no estás seguro de lo que haces, hazlo, ya que al hacerlo te darás cuentas de que lo haces bien, y aunque no lo hagas, tienes la oportunidad de corregirlo. Pero No te culpes… ya que esta opción hace que pierdas tu confianza.
  3. Céntrate en lo que dependa de ti. Es así como podrás recuperar tu confianza, ya que podrás centrarte en lo que está bajo tu control, en lo que sí puedes hacer, que es lo que depende de ti. Supera las pequeñas tareas que te plantees y que te reforzarán en la dirección que quieres, y no dejes que el entorno te desvíe de lo que puedes llegar a hacer. Es así como te darás cuenta de que tú estás al mando.
  4. Recupera tu presente. Por muy malo que sea, tu presente es donde puedes actuar para poder hacer cosas y cambiarlo. No te centres en el pasado, y sobre todo no anticipes tu futuro ya que este dependerá de lo que haces precisamente ahora. Y huye de la queja, que es algo que te pondrá de nuevo la duda de ti mismo.

  5. Ojo con lo que te dices a ti mismo/a. El lenguaje es lo que construye nuestro pensamiento y si lo que nos decimos es negativo, tendremos una visión de lo que nos rodea más alejada de las emociones positivas. Si te mantienes animado y alegre, te será mucho más fácil pensar de forma positiva. Haz que las cosas pequeñas sean importantes y haz que estas sean más importantes que las grandes cosas que quedan por resolver.

  6. Recupera tu red social. Siempre está bien tener a alguien cerca para cuando necesitemos. Es bueno saber que tenemos a amigos y familiares que creen en nosotros, y van a ayudarnos a recuperar nuestra ilusión.

  7. Observa y pon atención en las pequeñas cosas de tu día a día. Estas que hacemos de forma casi automática que, aunque pasan desapercibidas, nos hacen volver a creer en nosotros mismos y recuperar la confianza (p.ej. Preparar la comida, ducharse, el paseo para ir al trabajo o llevar a los niños, mirar por la ventana y observar el día que hace, escuchar algo de música que te gusta…).

  8. Recupera una buena alimentación y haz algo de deporte. Aunque parece trivial y poco importante, una buena alimentación y hacer algo de ejercicio es algo útil para recuperar una buena salud física y mental. Haz que los momentos de comer sean momentos que te agradan no solo el estómago, sino también tu cerebro.

Estos consejos y muchas otras acciones que irás haciendo conforme vayas recuperando tu seguridad y confianza, harán que te centres más en tu vida y sobre todo en lo que verdaderamente importa que es tú mismo/a.

Historia de una emprendedora

Historia de una emprendedora

Un problema de salud marcó el inicio de su camino como emprendedora. Ella es Laura Moreno Jiménez-Bravo. Participó en uno de nuestras formaciones para psicólogos y tanto sus ideas innovadoras como la ilusión que desprendía nos hicieron ver, rápidamente, que llegaba con fuerza para quedarse.

Su proyecto se basa en dos áreas fundamentales: visibilizar la endometriosis, una enfermedad crónica del sistema inmunitario que sufren más de 2,5 millones de mujeres en España, cada vez más común pero todavía muy escondida. Lo tuvo claro desde el principio: quería ayudar a las mujeres que la sufren a recuperar su bienestar desde una intervención holística, integrando la psicología y la nutrición. ¿Su objetivo principal? Empoderar a las mujeres desde la salud emocional, mental y física.

¿Quieres conocer la historia de esta emprendedora? Ella misma nos lo cuenta en esta entrevista.Endometriosis. Laura Moreno psicóloga

¿En qué momento decides convertirte en emprendedora? ¿Qué fue lo que te llevó a tomar esa decisión?

La decisión la tomé hace unos meses cuando casi pierdo la vida a causa de la endometriosis…después de este duro golpe me di cuenta que tengo que trabajar para que ninguna mujer vuelva a pasar por situaciones parecidas. Nació en mí una necesidad de divulgar e informar sobre endometriosis y por eso entendí que mi misión en la vida es ayudar a todas aquellas mujeres cuyas vidas se han visto truncadas de algún modo por la endometriosis, o problemas de salud similares. 

 

Desde el inicio hasta el punto en el que se encuentra hoy tu proyecto, ¿cómo ha sido el camino? ¿Cuáles ha sido tus mayores dificultades?

Ha sido (y está siendo) un camino complejo. A veces me he sentido muy sola, un poco perdida, sin saber qué dirección elegir. A parte, al tratarse de un proyecto basado en una experiencia personal tan “fuerte”, he sufrido momentos emocionales que me ha costado gestionar (tristeza, estrés…); sin contar con los problemas de salud que a veces aparecen como enferma crónica que soy… la endometriosis no te permite rendir al 100% todos los días.

 

¿Qué hace a tu proyecto diferente de otros?

Mi proyecto ha nacido desde el amor, la ilusión por ayudar y la experiencia. Lo que le diferencia del resto son mis vivencias únicas y personales, lo cual me ayuda a entender y empatizar con las mujeres de una forma “especial”. Es un proyecto humano, que quiere visibilizar a todas las mujeres enfermas que no son escuchadas ni atendidas como se merecen y ofrecer ese acompañamiento tan necesario. Este proyecto pretende ser una guía para todas las mujeres que alguna vez se hayan sentido solas y atrapadas. Quiero transmitirlas el mensaje de que se puede ser feliz con endometriosis.

Emprendedora

  “Si lo sientes hazlo, exprésalo,            materialízalo”.

 

 

 

Realizaste en Ampsico hace unos meses uno de nuestros cursos para emprendedores, en concreto “Marketing emocional para psicólogxs”. ¿En qué te ayudó la formación?

El curso que realicé con Ampsico me dio mucha luz y me recargó de energía. Inma y Jorge son dos grandes expertos en marketing y comunicación, y su experiencia más sus conocimientos me ayudaron a reorganizar mis ideas y entender en qué aspectos fallaba y porqué. Nunca había escuchado el concepto de marketing “emocional” hasta que encontré este curso y, desde luego, me encantó porque emprender un negocio de psicología no es igual al resto; hay variables que se nos escapan y la formación que recibí en Ampsico me ayudó mucho.

 

¿Qué consejo darías a alguien que, como tú, esté pensando en emprender su propio proyecto profesional?

Yo soy de las que pienso que cuando detectas cuál es tu “pasión” y tu deseo, es un crimen que no lo lleves a cabo, aunque al principio cueste. Así que mi consejo es que si lo sientes hazlo, exprésalo, materialízalo. Por supuesto, con una buena base de formación y conciencia, con prudencia y buscando asesoría y ayuda siempre que se necesite, gestionando bien las emociones y aceptando que no será un proceso lineal, pero teniendo en cuenta que de cada dificultad saldrás más reforzadx y empoderadx, ¡no tengas miedo! La vida es un continuo aprendizaje, pase lo que pase, intenta disfrutar del camino.

 

 

Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

 

Motivación en adolescentes

Motivación en adolescentes

MOTIVACIÓN EN ADOLESCENTES

TAREA DIFÍCIL PERO NO IMPOSIBLE

 

Seguramente estamos hartos escuchar la típicas frases dirigidas sobre la motivación en adolescentes como… “tienes que estudiar, aunque no te guste, es tu obligación”… y las infinitas discusiones posteriores a tan emblemática frase.

No tiene sentido poner en duda la obligatoriedad de terminar unos estudios mínimos, pero aun siendo realmente algo necesario no olvidemos que para nuestros adolescentes se vive como una verdadera imposición, ya que la motivación para esta tarea es prácticamente nula en muchos casos.

 

 

Es muy frecuente observar en adolescentes en el aspecto escolar pero nos encontramos con un término desgastado a veces y exclusivamente asociado a la función didáctica. Sin duda, también existe en muchos otros campos cotidianos de las vidas de los adolescentes donde la motivación no aflora.

Gran parte de las creencias sobre el adolescente sin motivación, no son más que un mito, ya que un adolescente puede sentirse motivado, con metas e ilusiones que le llevarán a conseguir todo aquello que se proponga. El problema surge cuando lo que se les exige no es lo que les motiva y aparece un conflicto entre aquello que quieren hacer y aquello que deben hacer, un conflicto que los mantiene bloqueados.

¿Pero significa motivar? Motivar es despertar el interés por hacer algo, y en ese proceso intervienen a su vez varios conceptos.

 

 

 

Conseguir adolescentes motivados es un esfuerzo conjunto ya sea tanto con la familia como con sus profesores/as.

 

LO PRIMERO PARA LOGRAR LA MOTIVACIÓN EN ADOLESCENTES ES TENER CLAROS ESTOS TRES OBJETIVOS.

  1. Despertar el interés. para ello será clave conocer sus preferencias e inquietudes.
  2. Guiar su esfuerzo. Una vez que el adolescente comienza a realizar la nueva actividad es necesario seguir junto a él en su esfuerzo para apoyarlo y guiar sus pasos en el caso de que lo necesite.
  3.  Alcanzar el objetivo. Hay que tener claro que el objetivo será siempre la actitud y no el resultado obtenido con esa actitud. Es decir, es más importante conseguir que el adolescente se motive y realice el esfuerzo
    que el logro concreto del fin que se había fijado.

José Antonio Marina en su obra “El talento de los adolescentes” advierte hay varios factores que están perjudicándolos seriamente y que influyen en su motivación e intereses:

  •  Una infantilización innecesaria y perjudicial de los hijos, con la consiguiente sobreprotección familiar paternalista, que impide el crecimiento de su responsabilidad y su autonomía.
  • Un conformismo consumista que desconecta a los adolescentes cada vez más de los adultos y de la realidad a través del uso de la evasión digital excesiva (videojuegos, Internet,…).
  • Un desconocimiento del gran potencial de los adolescentes para aprender y de sus fortalezas. Si confía en generar expectativas, y estimular sus proyectos.

Un paso más, y de forma más especifica, seria ayudar a dotar a nuestros adolescentes de de unas herramientas y estrategias para lograr esa motivación.

 

ASPECTOS BÁSICOS A TENER EN CUENTA:

  • Cada adolescente es distinto. Conocer el grado de madurez,, sus intereses, sus aficiones y su potencial es imprescindible para motivarlos.
  • La influencia de los amigos. También es importante el conocimiento que los padres y maestros tienen de los amigos del adolescente.
  • Fijar un objetivo. Empieza anotando lo que quieres conseguir: tu meta principal, lo que deseas que se haga realidad.
    A. Que sea específico. Es mucho más fácil planificar y alcanzar un objetivo concreto que uno vago.
    B Que sea realista. La gente a menudo abandona sus objetivos porque sus expectativas son poco razonables
  • Fragméntalo en objetivos parciales. Todo cambio requiere autodisciplina. Una forma de facilitar el camino es dividir el objetivo en pequeños pasos.
  • Comprueba tus progresos. Ahora que has dividido tu objetivo en una serie de objetivos parciales, comprueba tus progresos cada día.
  • Si tienes un resbalón o te falla la voluntad, vuélvete a comprometer con tu objetivo. Si tienes un resbalón, no tires la toalla. La mayoría de la gente tiene algún resbalón cuando intenta introducir algún cambio en su vida es una parte natural del proceso.
  • Mantén una actitud positiva. Imagínate o sueña cumpliendo tu objetivo. La imaginación ayuda a no perder de vista lo que uno está intentando lograr. Ayuda mucho creer que es posible.

 

 

 

 

También destacamos a J.A. Marina en los siguientes consejos que pueden ser útiles a las familias y profesores para conseguir una mayor motivación.

  • Consolida los buenos hábitos de motivación conseguidos durante la infancia, (…)
  • Favorece una educación activa y práctica, donde tu hijo o tu alumno, sea el protagonista y, después, enséñale a reflexionar o teorizar sobre lo aprendido.
  • Acorta el tiempo entre esfuerzo y recompensa: lograr avances concretos, le motivará a seguir aprendiendo.
  • Aumenta la participación de tu hijo en las conversaciones familiares importantes, compartiendo preocupaciones, problemas y posibles soluciones en las que se involucre.
  • Anímalo a imaginar, crear y emprender pequeños proyectos personales
  • Favorece su pensamiento crítico para informarse con objetividad y pensar con razonamientos lógicos, ponderados y serenos.
  • Acepta sus sentimientos y comprende sus emociones en la etapa adolescente donde se producen tantos cambios cerebrales como hormonales.
  • Estimula una alimentación variada y equilibrada de tu hijo, (…). Así como el ejercicio físico, el deporte personal y de equipo, (…)
  • Reconoce siempre sus progresos, su valía personal y muéstrale tu amor y tu confianza en él o ella.

“Los secretos de la motivación”, J.A. Marina (Ariel, 2011)

 

Poner fin a un comportamiento insano o aprender a hacer algo nuevo y emocionante, a fin de cuentas, no es más que asumir la responsabilidad de nuestras vidas. Encontrar la motivación para hacerlo no es necesariamente
fácil pero siempre es posible. Los cambios son emocionantes. ¡Si no, la vida sería muy aburrida!

 

– Para mantener la motivación es esencial que los jóvenes sean protagonistas de sus vidas e impulsores de sus iniciativas-Andrea González, psicóloga Ampsico

El manejo de la tristeza

El manejo de la tristeza

La tristeza es una de las emociones  básicas más “molestas”,junto al enfado, no por ello menos necesaria. Es una de las que denominadas negativas que, al igual que las positivas, cumple una función adaptativa y necesaria para el equilibrio psíquico y emocional. De hecho gracias a un buen manejo de la tristeza y expresión de esta emoción, nos ayuda a superar diversos momentos difíciles en nuestra atareada vida.

Con ella sentimos pena, soledad, pesimismo ante la pérdida de algo importante o cuando nos han decepcionado. La función de la tristeza es la de pedir ayuda, nos permite la reflexión y nos motiva hacia una nueva reintegración personal. Sin embargo, en la sociedad actual la tristeza no está bien vista y desgraciadamente suele suprimirse con graves consecuencias.

     Desde la infasad-snot-nosed-kid-1429734ncia nos enseñan a reprimir la tristeza, a ocultar nuestras lágrimas y     en su lugar mostrar nuestra mejor sonrisa.De este modo los niños y niñas               crecen aprendiendo a ocultar la tristeza. Una parte muy importante de la educación        emocional consiste en educar a nuestros pequeños para una adecuada gestión de las      emociones negativas, permitiendo que cumplan su función y puedan así desaparecer.

 A continuación presentamos una serie de “recetas” o “trucos” para ayudar a nuestros pequeños (y no tan  pequeños) a manejar mejor esta emoción no positiva:

 No te burles de su tristeza, ni dejes que otros se burlen de ella: es muy normal que cuando un niño/a llora, le tachemos de llorica o llorón y se hagan burlas.

La terapia del abrazo: ayudan no sólo a sentirnos bien, sino también a reducir la tensióImagen1n y a aumentar  la autoestima. El contacto físico del abrazo llena de energía tanto al que abraza como al que recibe el abrazo.

 Hacer una lista de las cosas buenas que tiene. Le ayudará a ver todo lo bueno que tiene a su alrededor. A veces nos olvidamos de las cosas buenas de la vida. ¡Pero hay muchas! Escribe las tuyas (p.ej. Mi amigo Alberto…)

¡Habla!¡ Expresa! ¡Te escucho! tomate tu tiempo…

El papel de familiares cercanos, amigos o compañeros es fundamental. Es necesario que comprenda que no debe tener miedo a contar cómo se siente y a comentar a los demás cómo le pueden ayudar. Deja que te explique porque está triste, ayúdale a reflexionar gracias a la tristeza y a ir más allá. No se trata solo de llorar, sino de descansar y reflexionar. Además Permite su tiempo de duelo ante grandes pérdidas o acontecimientos adversos, ese proceso es necesario para el consiguiente reajuste.

  Es importante tener en cuenta esto y educarles para que sean capaces de sentir todas sus emociones y expresarlas, de vivirlas y aprender de ellas para llegar a ser felices.

 

 

logo-ampsico-web

 

 

 

Aulas emocionalmente inteligentes ¿un futuro próximo?

Aulas emocionalmente inteligentes ¿un futuro próximo?

¿Sólo las personas con un elevado CI tendrán éxito? Durante mucho tiempo se ha mantenido la idea de que sólo aquellas personas con un elevado cociente intelectual (CI) eran las elegidas para tener una vida llena de éxito. Entonces, ¿aquellas con menor nivel intelectual están abocadas al fracaso? La respuesta a estas preguntas es un NO rotundo. Numerosos estudios han demostrado que el CI sólo determina un 30-40% del éxito académico. ¿De qué depende entonces ese tanto por ciento restante? Lo que sentimos, lo que pensamos, cómo actuamos y cómo nos relacionamos con otras personas constituye una parte tan importante o más que nuestro intelecto para disfrutar de una vida plena. ¿De qué le serviría a un abogado ser el primero de su promoción si a la hora de enfrentarse a un juicio no es capaz de percibir las emociones de su defendido o si ante un primer juicio perdido su frustración es tal que piensa que nunca será válido para desempeñar su trabajo?

emocionalmente inteligentes

Desde el momento en que nacemos, las emociones nos acompañarán a lo largo de nuestra vida y formarán una parte inseparable de quiénes somos. Por ello, es fundamental que seamos capaces de reconocer qué sentimos y por qué, aprendiendo a manejarlo de la forma más adecuada.

La familia es la primera escuela para el aprendizaje del mundo de las emociones, pero no es el único. Cuando los más pequeños crecen, el colegio se convierte en uno de sus entornos más habituales, dónde aprenden conceptos nuevos e interactúan con otros adultos y niños que al igual que ellos, llevan consigo sus propias emociones. Es por eso que el colegio pasa a ser uno de los lugares clave dónde continuar trabajando esa otra inteligencia necesaria para tener éxito, la INTELIGENCIA EMOCIONAL, es decir, la habilidad para percibir, usar, comprender y manejar de forma efectiva no sólo nuestras emociones, sino también las de los demás.

El informe Delors (UNESCO 1996) reconoce que la educación emocional es un complemente indispensable en el desarrollo cognitivo y una herramienta fundamental de prevención, ya quemuchos problemas tienen su origen en el ámbito emocional.

¿CÓMO PODEMOS PONER EN PRACTICA EL APRENDIZAJE DE LAS EMOCIONES DESDE EL AULA?

Para trabajar la Inteligencia emocional es necesario adquirir o potenciar cuatro habilidades básicas:

  • Aprender a percibir y expresar las emociones. Dicen que la cara es el espejo del alma, y es que una de las formas más claras de reconocer las emociones es a través de la expresión fácil; también nos dará pistas el tono de voz o la postura corporal. Al desarrollar esta habilidad, Marta será capaz de reconocer que Lucía está triste, porque su boca se curva hacia abajo. Aitor, a su vez, reconocerá que siente alegría porque no deja de sonreír mientraemocionalmente inteligentes03s practica su deporte favorito.
  • Acceder y/o generar sentimientos que faciliten el pensamiento. Es la habilidad para tener en cuenta lo que sentimos cuando razonamos o tomamos una decisión y cómo afectan las emociones a nuestra forma de pensar. Por ejemplo, como Laura se ha equivocado en un problema de mates y eso la hace estar triste, piensa que ya no podrá ser profe de mayor y enseñar a los niños esa asignatura.
  • Comprender las emociones. El manejo de esta habilidad permitirá integrar lo que sentimos dentro de nuestro pensamiento y etiquetar las emociones, además de conocer las causas que han generado nuestro estado de ánimo y las consecuencias de cómo actuamos. A través de la interiorización de esta habilidad, los niños serán capaces de ponerse en el lugar de sus compañeros y entender las emociones que puedan estar sintiendo. Laura no solo será capaz de reconocer que Lucía está triste sino que comprenderá que se sienta así por haber perdido su estuche favorito, ya que ella también se sintió mal cuando desapareció su cuento, y se acercará a ella ofreciéndole su ayuda.
  • Regular las emociones. El aprendizaje de esta habilidad permitirá que los niños aprendan a controlar tanto sus propias emociones como las ajenas, intentando reducir las emociones negativas y aumentando las positivas poniendo en práctica distintas estrategias. Gracias a esta habilidad, Raúl y Víctor, que están discutiendo en el recreo sobre un juego, deciden hablar sobre lo que piensa cada uno y conseguir así llegar a un acuerdo con el que los dos se sientan bien, en lugar de gritarse o insultarse el uno al otro.

 Conscientes de la importancia de trabajar tanto el plano emocional, los colegios de la comunidad canaria han comenzado a implantar durante este curso una nueva asignatura en su sistema lectivo: Educación Emocional y para la Creatividad, una materia obligatoria y evaluable que se imparte a los niños de 1º a 4º de Primaria, cuyo objetivo es “gestionar de manera eficiente los sentimientos utilizando la razón, además de expresar y reconocer las emociones y aprender a regularlas y controlarlas utilizándolas de forma productiva”. 

Desde Ampsico quemocionalmente inteligentes02eremos aplaudir esta iniciativa de los colegios canarios y esperamos que en poco tiempo esta noticia pueda extenderse a muchos más centros y logremos que nuestras  aulas también sean “emocionalmente inteligentes”.

 

 

Educar a la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto”

Aristóteles

 

 

 

logo-ampsico-web

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies