Porque dormir sí importa

Porque dormir sí importa

 

Jornadas maratonianas, tareas que tenemos pendientes para “ayer”, planificaciones en las que no hay espacio para hacer más cosas pero aun así las intentamos meter con calzador…son situaciones en las que más de uno nos hemos visto envueltos en alguna o en demasiadas ocasiones. Utilizamos frases del tipo: “A mi dormir poco no me afecta”, “Yo rindo bien con pocas horas de sueño”, “Ya descansaré el fin de semana”, que a corto plazo nos alivian. Pero, ¿son reales estas ideas? ¿Es cierto que no tener una buena rutina de sueño no tiene efectos en la salud a nivel físico y emocional? La respuesta es rotundamente NO.

La falta de tiempo a veces nos impide dormir

Los espacios de descanso son fundamentales para tener una buena calidad de vida y manternos activos durante cada jornada. Sin embargo, no sólo se trata de dormir. Se trata de hacerlo durante un número suficiente de horas y que nuestro sueño sea de calidad, de modo que permita restaurar nuestro organismo.

 

¿Por qué es tan importante dormir bien?

  • Favorece el control de enfermedades como la hipertensión arterial y la diabetes.
  • Cuida nuestro corazón, ya que durante el sueño, disminuye la frecuencia cardiaca permitiendo la reparación de tejidos y células coronarias.
  • Propicia estados de ánimo positivos, al facilitar la producción de serotonina, una sustancia que afecta a nuestra manera de sentir y comportarnos.
  • Durante el sueño, se fortalecen las conexiones neuronales, lo que permite mejorar la memoria. El la fase REM del sueño, los conocimientos almancenados en la memoria a corto plazo pasan a la memoria a largo plazo, afianzando su retención.
  •  Favorece la coordinación motora.

 

Para poder disfrutar de estos beneficios, es fundamental mantener una adecuada higiene del sueño, es decir, crear unos hábitos encaminados a conseguir un sueño de calidad que permita un descanso adecuado. A continuación te dejamos algunas pautas que te ayudarán en tu rutina diaria.

 

¿Alguna vez te has sentido como un barco a la deriva? No estás solo

¿Alguna vez te has sentido como un barco a la deriva? No estás solo

¿Alguna vez te has sentido como un barco a la deriva?

En los años que llevo trabajando como psicóloga, he tenido el privilegio de escuchar infinidad de historias preciosas e inspiradoras. He aprendido que aunque las experiencias de cada uno sean diferentes conectan con todos y cada uno de nosotros. De corazón a corazón.

Quiero compartir con ustedes una de las cartas reflejo de esta historias. Está escrita desde el sabio interior que todos llevamos dentro. Este es el trayecto de una valiente que logró superar la culpa y encontrar la felicidad.

Soy un barco… 

 

A mi me hubiera gustado ser un velero. Por qué un velero te preguntarás. Por el placer de surcar las aguas sin preocupaciones, tranquila y solo pensando en llegar a puerto…

 

Pero claro, yo no soy así. ¿Y qué tipo de barco soy? Pues soy un barco carga o mercancía, que va surcando las aguas de la vida, parando en cada puerto y recogiendo carga y más carga… de la hermana, de la madre, del padre… Y así poco a poco el barco se va llenando. En pocas ocasiones voy a lo mio sin preocuparme por los demás. Porque uno no elige el tipo de barco que es. O eso creía yo…

 

Cada vez me cuesta más surcar estas aguas de la vida. La travesía sigue pero cada vez es más lenta y costosa. Decido que hay que soltar carga, pero no puedo, porque entonces me asalta la culpa. Esa culpa que me juzga y que dice que eso no es lo correcto. Pero en realidad soy yo misma la que me estoy juzgando, no los demás. Supongo que los demás pensarán que no estoy haciéndolo bien si no los escucho o no les ayudo. Pero realmente son suposiciones de mi cabeza y esa culpa es la carga más pesada de todas.

 

perdido, a la deriva

Llegó un día en el que empecé a hundirme. Entro agua y más agua y me fui yendo al fondo. Entonces, justo en ese momento, es cuando decido pedir ayuda. Pero claro no cualquier ayuda sirve para rescatarme. Necesitaba una ayuda especializada.  Porque vi claro que seguiría hundiéndome y mi carga conmigo.

 

Gracias a la ayuda recibida conseguí salir a flote, aprendiendo que nadie me puede juzgar ¿Qué esta bien y que esta mal de nuestras acciones al fin y al cabo?

 

El peor juez es uno mismo y nos creamos esa culpa de la que tanto nos cuesta despegarnos. No soy peor persona por no poder con todo lo que me echan encima o por poner límites en mi vida.

 

Seguro que los demás lo entienden, pero la primera persona que tiene que entenderlo soy yo y no nacerá la culpa.

 

He aprendido que la vida es el mar y yo soy el barco que fluye. El agua del mar me ayuda a flotar pero sino tengo cuidado me puedo ahogar.

 

Ahora puedo decir que soy bastante más velero y menos barco de carga. Porque este barco puede cambiar y ser lo que yo quiero que sea.

 

liberate de la culpa

Gracias, barco de rescate.

                                                                                                                    Anónimo

 

 

Desde pequeños tenemos que aprender a vivir en este mundo. Sin embargo no siempre es fácil. Para superar los obstáculos que nos vamos encontrando vamos desarrollando estrategias. Como por ejemplo ayudar a los demás, ser fuerte, no mostrar la vulnerabilidad… Estas estrategias pueden llegar a resultar obsoletas en nuestro presente. Poniendo conciencia en nuestra forma de afrontar la vida podemos decidir cuáles de nuestras acciones nos están ayudando y cuáles nos están saboteando. Y desde ahí decidir que tipo de barco queremos realmente ser 🙂

 

Experiencias como las que encontramos en esta carta producen un impacto positivo no solo en el/la autora. Sino que se convierten en una herramienta que puede ayudar a otras personas que se encuentren en una situación similar. Estas cartas de sabios crean una comunidad de personas que han marcado la diferencia. Al fin y al cabo el amor se hace más grande a medida que lo compartimos.

Cristina García Van Nood, psicóloga en Ampsico

 

 

Logo Ampsico psicólogos y pedagogos en Madrid

 

 

Talleres Solidarios

Talleres Solidarios

Talleres solidarios de Ampsico

Arrancamos el curso escolar 2017/18 con la realización de 3 talleres solidarios. No os los perdáis. El ciclo se compone de 3 sesiones que exponemos a continuación:


Taller solidario sobre alimentación y emoción

La primera sesión de nuestros talleres solidarios está relacionada con la estrecha relación que existe entre la alimentación y las emociones. Seguramente has podido comprobar alguna vez como tu estado emocional ha provocado un reflejo físico en tu sistema digestivo. Como por ejemplo cuando viviste esa situación estresante y experimentaste una presión en la boca del estómago, digestiones pesadas y/o estreñimiento.

Los objetivos del taller:

  • Aprender sobre la relación entre nuestra emoción y nuestra alimentación.
  • Reflexionar y conocer qué son y para qué sirven las emociones.
  • Identificar las emociones negativas que influyen en la alimentación.
  • Descubrir los errores de interpretación relacionados.
  • Estereotipos de la obesidad y delgadez.
  • Fomentar el contacto del grupo.

Duración: el taller está compuesto por una única sesión de 1 hora.

Población a la que va dirigida: adultos

Horario:  14 de diciembre de 11.30 – 12.30 horas

Lugar: Sede de Ampsico

Apúntate aquí a los talleres solidarios


Taller solidario de Risoterapia para adultos

A veces necesitamos buscar el sentido positivo a las circunstancias que nos vienen y utilizar la creatividad para sacarle mayor jugo a la vida. La risa juega un papel importante en este campo. Con este taller los participantes conocerán los beneficios que tanto a nivel personal como profesional puede tener una sonrisa.

Objetivos:

  • Re-descubrir la risa como herramienta para enfocar las posibles dificultades que puedan surgir en el entorno laboral, de un modo más efectivo.
  • Emplear la risa como recurso de prevención para evitar el desarrollo de emociones negativas, tales como la ansiedad o la ira.
  • Potenciar la creatividad y la imaginación, recursos que nos permiten disponer de un abanico mayor de alternativas para hacer frente a distintos imprevistos que pueden aparecer en el día a día.
  • Re-conocer cualidades positivas tanto de uno mismo, como de otros compañeros de trabajo.
  • Liberar la tensión generada por la carga de trabajo acumulada a lo largo de la jornada laboral.
  • Favorecer el trabajo en equipo.
  • Impulsar la cohesión grupal.

 

Duración: el taller está compuesto por una única sesión de 1 hora y 30 minutos.

Población a la que va dirigida: adultos

Horario: el 1 de febrero de 11.30 – 13.00 horas

Lugar: Pendiente de publicar

Apúntate aquí  a los talleres solidarios


Taller solidario: “Óle yo, iniciándome en el mundo de las emociones”

A partir de los dos años es una edad perfecta para iniciar a los niños en el campo del reconocimiento de emociones. Es entonces cuando ellos empiezan a interactuar con los adultos y otros niños de modo más abierto. Así pues, podemos realizar varios ejercicios con ellos, como puede ser introducirlos en el manejo de las emociones básicas.

Objetivos:

  • Tener una primera toma de contacto con el reconocimiento y la expresión de emociones básicas como la alegría, la tristeza o la ira, entre otras.
  • Dotar a los participantes de estrategias de autocontrol ante la experimentación de ira.
  • Entrenamiento en relajación, trabajando la respiración como técnica.

 

Duración: el taller está compuesto por una única sesión de 1 hora y 30 minutos.

Población a la que va dirigida: niños de 2 a 4 años

Horario: 28 de mayo de 18.30 – 19.30 horas

Lugar: Espacio Pozas

Apúntate aquí  a los talleres solidarios


Si estás interesado o interesada en otra temática envíanos tus sugerencias  a través del formulario de nuestra página de contacto y las tendremos en cuenta en la organización de los siguiente talleres solidarios.

Alimentación y emoción.

Alimentación y emoción.

Alimentación y emoción.

Seguramente has podido comprobar alguna vez como tu estado emocional ha provocado un reflejo físico en tu sistema digestivo. Como por ejemplo cuando viviste esa situación estresante y  experimentaste una presión en la boca del estómago, digestiones pesadas y/o estreñimiento.

El cerebro emocional

Esta es una de las razones por las que al estómago se le ha bautizado como el segundo cerebro o el cerebro emocional. Es en el aparato digestivo donde se reflejan mediante somatizaciones gran parte de nuestras vivencias emocionales.

Desde el mismísimo refranero popular podemos observar la relación que existe entre el sistema digestivo y las emociones.

“Siento mariposas en el estómago.”

“Tengo un nudo en el estómago.”

“A barriga llena, corazón contento.”

“Tengo el estómago cerrado.·

La alimentación emocional

Tenienamoramiento hambreendo esto presente queremos hacer una reflexión sobre que relación mantengo entre mi alimentación y mi estado emocional.

El hambre y la sed permiten la regulación de nuestro cuerpo mediante dos señales: la sensación de hambre/sed y la sensación de saciedad. El problema llega cuando la identificación de esas señales internas no se produce o es errónea.

Se le llama alimentación emocional a los comportamientos alimentarios motivados por un estado de ánimo en vez de por una necesidad fisiológica. Por ejemplo cuando estoy intranquilo por un problema y me voy directamente a la nevera. Este estilo de alimentación se relaciona con alimentos de alto contenido calórico y poco poder nutricional. Para que nos entendamos bollería, fritos, alimentos procesados, bebidas alcohólicas y un largo etcétera.life-lessons-we-learnt-from-bridget-jones_52034_89556

Las consecuencias de este tipo de alimentación son que podemos entrar en un círculo vicioso donde nos alimentamos de manera poco saludable e ignoramos los mensajes que nos esta enviando nuestro cuerpo sobre nuestro estado anímico.

 

Aprende a escucharte

Escuchar a nuestro cuerpo y ver que es lo que realmente necesita puede ayudarte a vivir con más consciencia tu aquí y ahora. Permítete experimentar la emoción en lugar de evitarla.

Para ayudarte a mantener una alimentación sana y consciente hemos creado este ebook en colaboración con La Cocina de Marianne.  Podrás encontrar recetas saludables que alimentan nuestro cuerpo y una muy especial para alimentarnos con felicidad de la mano de nuestra compañera Julia Romero Bernal.

Diapositiva1

 

 

logo-ampsico-web

El manejo de la tristeza

El manejo de la tristeza

La tristeza es una de las emociones  básicas más “molestas”,junto al enfado, no por ello menos necesaria. Es una de las que denominadas negativas que, al igual que las positivas, cumple una función adaptativa y necesaria para el equilibrio psíquico y emocional. De hecho gracias a un buen manejo de la tristeza y expresión de esta emoción, nos ayuda a superar diversos momentos difíciles en nuestra atareada vida.

Con ella sentimos pena, soledad, pesimismo ante la pérdida de algo importante o cuando nos han decepcionado. La función de la tristeza es la de pedir ayuda, nos permite la reflexión y nos motiva hacia una nueva reintegración personal. Sin embargo, en la sociedad actual la tristeza no está bien vista y desgraciadamente suele suprimirse con graves consecuencias.

     Desde la infasad-snot-nosed-kid-1429734ncia nos enseñan a reprimir la tristeza, a ocultar nuestras lágrimas y     en su lugar mostrar nuestra mejor sonrisa.De este modo los niños y niñas               crecen aprendiendo a ocultar la tristeza. Una parte muy importante de la educación        emocional consiste en educar a nuestros pequeños para una adecuada gestión de las      emociones negativas, permitiendo que cumplan su función y puedan así desaparecer.

 A continuación presentamos una serie de “recetas” o “trucos” para ayudar a nuestros pequeños (y no tan  pequeños) a manejar mejor esta emoción no positiva:

 No te burles de su tristeza, ni dejes que otros se burlen de ella: es muy normal que cuando un niño/a llora, le tachemos de llorica o llorón y se hagan burlas.

La terapia del abrazo: ayudan no sólo a sentirnos bien, sino también a reducir la tensióImagen1n y a aumentar  la autoestima. El contacto físico del abrazo llena de energía tanto al que abraza como al que recibe el abrazo.

 Hacer una lista de las cosas buenas que tiene. Le ayudará a ver todo lo bueno que tiene a su alrededor. A veces nos olvidamos de las cosas buenas de la vida. ¡Pero hay muchas! Escribe las tuyas (p.ej. Mi amigo Alberto…)

¡Habla!¡ Expresa! ¡Te escucho! tomate tu tiempo…

El papel de familiares cercanos, amigos o compañeros es fundamental. Es necesario que comprenda que no debe tener miedo a contar cómo se siente y a comentar a los demás cómo le pueden ayudar. Deja que te explique porque está triste, ayúdale a reflexionar gracias a la tristeza y a ir más allá. No se trata solo de llorar, sino de descansar y reflexionar. Además Permite su tiempo de duelo ante grandes pérdidas o acontecimientos adversos, ese proceso es necesario para el consiguiente reajuste.

  Es importante tener en cuenta esto y educarles para que sean capaces de sentir todas sus emociones y expresarlas, de vivirlas y aprender de ellas para llegar a ser felices.

 

 

logo-ampsico-web

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies